Frenar la miopía infantil es posible. Solo requiere un buen tratamiento y constancia. Nosotros recomendamos, entre otras soluciones, las lentes MyoSmart porque, en tan solo tres años, se obtienen resultados espectaculares: que esa niña o ese niño miope lleguen a la edad adulta con hasta un 59% menos de miopía que si no se hubiera tratado. O lo que es lo mismo, con hasta un 59% menos de riesgos para su salud visual.

Hasta hace muy poco se asumía que un niño o una niña miope serían adultos con dificultades de visión y con una salud visual que estaría marcada por problemas retinianos (desde cataratas hasta glaucoma o incluso desprendimiento de retina). Si la miopía se había presentado en la infancia, había poco que hacer salvo ir cambiando la graduación de sus gafas cada cierto tiempo porque, a lo largo de todo el crecimiento, las dioptrías se incrementarían sin remedio.

Cambiar de perspectiva y trabajar la visión periférica

Hasta que investigadores japoneses y australianos dieron a los estudios sobre el tema una nueva perspectiva y crearon los primeros tratamientos para frenar la miopía infantil. Dichos tratamientos parten de un mismo principio: conseguir que el centro de la visión quede perfectamente nítido para la niña o niño, lo que le proporciona una buena calidad de vida, y dejar desenfocada la visión periférica. Así, con ese desenfoque en la visión periférica, se exige a la retina un esfuerzo que es, precisamente, lo que frena el aumento de la miopía.

En el mercado hay diferentes tratamientos de miopía basados en esta misma fórmula y que utilizan lentillas y/o gafas. En Alcocer trabajamos varias soluciones. La que primero comenzamos a utilizar es la de las lentillas MiSight® 1 day, que funcionan muy bien en muchos casos. Luego hemos incorporado otras soluciones, entre las que destacamos las lentes de desenfoque periférico MyoSmart para gafas infantiles.

Tres años de tratamiento, 59% de contención del problema.

El tratamiento con gafas MyoSmart es una forma de enfrentar el problema a largo plazo, igual que sucede con una ortodoncia. Así podemos asegurar la eficacia del tratamiento, que es mucha, puesto que con estudios independientes se ha cuantificado en una media de un 59% de contención de la miopía. Nuestra propuesta es un plan para tres años que incluye:

  1. Valoración optométrica completa inicial. Con ella podremos decidir el tratamiento más adecuado para cada niña o niño, dependiendo de su condición, edad y estilo de vida.
  2. Cuatro pares de lentes nuevas a lo largo de los tres años que dura el tratamiento.
  3. Una o dos revisiones al año (dependiendo de la edad y la gravedad del problema) para asegurar la eficacia del plan.

¿Tienes en casa un niño o una niña miope? ¿quiéres saber si el tratamiento con lentes MyoSmart es adecuado para él?
Consúltanos en el 96 154 87 83 o 609 907 298