Da igual si es invierno o verano. Si te gusta practicar deporte al aire libre, es importante que cuentes con unas buenas gafas de sol para proteger tus ojos. La protección debe tener en cuenta tanto la luz visible, para evitar deslumbramientos, como la radiación de rayos infrarrojos y ultravioleta. Sí, del mismo modo que utilizas protectores solares para tu piel, tu vista debe contar con gafas capaces de bloquear la radiación. Sobre todo, teniendo en cuenta que hay superficies (nieve, agua, arena y asfalto muy especialmente) que reflejan los rayos solares e incrementan la posibilidad de que los ojos sufran lesiones.

Estas son nuestras recomendaciones:

  1. Elige el modelo que mejor se adecue a tu deporte favorito. Muchos deportes necesitan un equipamiento específico para proteger los ojos, como la máscara típica de los esquiadores. Pero también el ciclismo, la vela o el alpinismo tienen sus propias necesidades y modelos.
    Pero si no practicas un único deporte y lo que quieres es contar con una protección que te permita salir a caminar, a dar un paseo en bici, hacer una marcha en el monte o tirar unas canastas en el parque con tus hijos, también tienes soluciones que te dan un resultado perfecto para combinar esas actividades.
  2. Hazte unas gafas de sol graduadas si necesitas una corrección importante y no utilizas lentillas. Notarás la comodidad en todas tus actividades.
  3. Busca una montura ligera y cómoda que sea resistente a los golpes. Es importante que el material sea flexible para que, en caso de caídas, se doble y nunca se rompa ni se astille. Si practicas deportes de contacto, pide cualquier modelo de los que pueden llevar goma por detrás de la cabeza.
  4. Selecciona un modelo curvado para que proteja tus ojos de la luz excesiva, el polvo y los agentes atmosféricos también por los laterales. Y no te preocupes por la graduación: incluso si eliges un modelo con lentes especialmente grandes nos ocuparemos de que tu visión sea siempre perfecta.
  5. Los cristales de tus gafas deben bloquear del 90 al 100% de los rayos UV. Y para ello no debes tener en cuenta lo oscuros que sean los cristales, sino la normativa europea que cumplen. En Alcocer Óptico te recomendaremos materiales que lleven la certificación 100% UV400.
  6. ¿Qué cantidad de luz visible deben filtrar tus gafas? Dependerá de la hora a la que sales a practicar deporte o del clima del lugar en el que vivas. La normativa europea especifica 4 categorías que van desde el valor 1, que deja pasar más luz, hasta el 4, que solo se recomienda para espacios extraordinariamente luminosos.
  7. Los cristales fotocromáticos rápidos, que se oscurecen o aclaran en función de la luz ambiente, son superprácticos. Eso sí, solo si son rápidos.
  8. Hay un filtro de color para cada necesidad. Los filtros de color no son una cuestión estética. Se eligen en función del uso que se dará a esas gafas y de la visión de la persona usuaria, si no tiene graduación o presenta miopía o hipermetropía.
  9. Las lentes polarizadas son una idea excelente porque este tratamiento bloquea la luz reflejada. Así se evita el deslumbramiento y se mejora el contraste.
  10. Pregunta por los tratamientos específicos que pueden llevar tus gafas de sol deportiva, porque hay una enorme oferta: pueden llevar tratamientos antivaho, capa hidrofóbica para que repelan perfectamente el agua, o protecciones contra posibles arañazos.

¿Te animas a proteger tus ojos mientras practicas deporte? Ven a ver los modelos que tenemos en Alcocer Óptico. Y recuerda que estamos en Quart de Poble, muy cerca de ti. ¡A solo 10 minutos! del centro de Valencia en metro y con parking gratuito.